Tierra para 81 familias campesinas (noticia del CUC)

Tierra para 81 familias campesinas
Ahora 20 caballerías están en manos de 221 familias

De lo que prometió el Gobierno de Guatemala a las familias desalojadas violentamente en el Valle del Polochic en marzo de 2011 poco se ha cumplido. Otto Pérez Molina, en reiteradas ocasiones ofreció que antes que terminara el actual periodo de Gobierno las 800 familias que tienen Medidas Cautelares tendrían tierra para producir y una vivienda digna. No obstante, hasta el momento, 221 familias han recibido tierra y más de 500 esperan que el Estado cumpla su promesa. Mientras tanto los comunitarios en acompañamiento del CUC deberán continuar exigiendo que la Institucionalidad agraria del país agilice los trámites para la compra de otras dos fincas, antes de que termine el actual periodo fiscal, para avanzar en la entrega de tierra a las familias maya Q´eqchi del Polochic.

El 10 de diciembre de 2015 se convirtió en un hito para 81 familias Maya Q´eqchí, de 14 comunidades desalojadas en El Valle del Polochic en marzo de 2011, ya que después de 4 años con 9 meses de ese lamentable hecho, se firmó la Escritura Pública en donde se les reconoce como propietarios de hecho y derecho, de unas 7 caballerías de tierra.

Las 81 familias formarán la comunidad campesina Aj Ralch´och Cotoxha II de Panzós Alta Verapaz, antes conocida como finca Río Polochic II. De acuerdo con personal del Fondo de Tierras, el precio de las 7 caballerías tiene un costo de unos 6 millones de quetzales.

Hasta el momento se han entregado unas 20 caballerías de tierra a 221 familias de 800 que fueron desalojadas violentamente en el Valle del Polochic y que gozan de Medidas Cautelares, otorgadas por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos en junio de 2011. La compra de esa cantidad de tierra para dichas familias asciende a unos 19 millones de Quetzales.

De acuerdo con José Domingo Montejo, asesor jurídico del Comité de Unidad Campesina -CUC- en los próximos meses se podría comprar la finca Paraná o Pancuz porque el gobierno aún tiene 27 millones de quetzales para comprar tierra y dar un techo mínimo a las familias Q´eqchi que están bajo medidas cautelares.

Esperan tener una mejor vida
Muchos padres de familia de la comunidad Aj Ralch´och Cotoxha II coinciden en que su vida cambiará significativamente porque ahora podrán producir las hortalizas y granos básicos para alimentar bien a su familia y generar ingresos económicos para cubrir otras necesidades como la vestimenta y vivienda digna.

Rosa Sacul Ché, de 54 años de edad, acuñó lo descrito anteriormente, al expresar: “Esta bueno que tengamos esta tierra, así podemos sacar algo para comer y para vender. Mis hijos van a vivir aquí cuando nosotros vamos a fallecer”.

Ernesto Coy, de 50 años de edad, dijo que la situación de su familia va a cambiar. “Mis hijos van a salir adelante. Ahora ya tengo cómo dejarles un buen recuerdo”.

Por su parte, Catarino Yat, de 63 años de edad, expresó: “Yo me siento contento de que la tierra volvió a nuestras manos, porque ahorita no tenemos que comer y menos lámina para un mejor techo. Esperamos que de ahora en adelante tengamos comida. Voy a sembra maíz, chile frijol, arroz, yuca y camote”.

Para el CUC la entrega de tierra a las 81 familias de la comunidad Aj Ralch´och Cotoxha II es otro paso importante en la lucha por la recuperación de la “Madre Tierra”, la seguridad y soberanía alimentaria. En este sentido Rafael González, dirigente de dicha organización recomendó a las familias beneficiadas trabajar la tierra para mejorar su vida, pero también demandar al Estado salud, educación y obras de infraestructura para que el desarrollo sea integral.

Más de 500 familias esperan la tierra prometida
El 27 de marzo del año 2012, justó cuando concluyó la “Marcha Indígena Campesina y Popular”, una de las marchas de campesinos más grandes registrada en la historia de Guatemala, Otto Pérez Molina, quién recientemente había asumido el cargo de presidente de la nación, se comprometió a entregar tierra a la totalidad de familias desalojadas en el Polochic.

Ese compromiso fue reiterado públicamente por Pérez Molina el 19 de octubre de 2013, durante la entrega de títulos de propiedad a las primeras 140 familias que hoy habitan en las comunidades, Los Luchadores San Valentín en Senahú y El Recuerdo San Pascual de Cobán, Alta Verapaz.

Las promesas del Gobierno están presentes en la mente de hombres y mujeres del Polochic que carecen de tierra. En este sentido Miguel Chub de la comunidad Río Frío dijo: -recuerdo cuando Otto Pérez Molina llegó a encontrarnos cerca del Rancho y allí nos dijo- “lleguen a la central y allá vamos a acordar entregar tierra a las 800 familias desalojadas”.

Pero el compromiso del Gobierno quedó inconcluso porque en la actualidad más de 500 familias esperan la tierra prometida. Ahora es responsabilidad del señor Jimmy Morales, presidente electo de la nación, cumplir con las medidas cautelares de la que gozan estas familias.

La tierra ya se pagó con sangre y humillaciones
La expropiación de tierra a las comunidades ancestrales Maya Q´eqchi del Valle del Polochic se agudizó con la reforma liberal que impulsó Justo Rufino Barrios desde 1871. Con el arrebatamiento de las tierras comunales por parte del Estado y terratenientes, la población Maya Q´eqchí, también pasó a ser propiedad de los nuevos dueños de la tierra, en otras palabras, la mayoría de hombres y mujeres originarios de ese territorio se convirtieron en “mozos colonos”.

Para contrarrestar la expropiación y la explotación de la mano de obra a la que fueron sometidos los Q´eqchi, muchos hombres y mujeres se organizaron para escapar de esos vejámenes. De esta manera comenzó la lucha por la recuperación de la Madre Tierra y la demanda del respeto a los Derechos Humanos en el Valle del Polochic.

No obstante, los gobiernos y la mayoría de empresarios de Guatemala siempre se han ofendido y casi no toleran que los pueblos originarios reclamen sus derechos. Es así como ocurre la Masacre de Panzós, el 29 de Mayo de 1978 en donde fueron asesinados, por el ejército, más de 100 campesinos y campesinas que reclamaban sus tierras.

En la historia más reciente, por la recuperación de la Madre Tierra en el Polochic, se registra una serie de desalojos judiciales y extrajudiciales, decenas de heridos y asesinatos. El 15 de marzo de 2011, durante el desalojo violento en la finca Miralvalle resultó asesinado Antonio Beb Ac. Posteriormente fueron asesinados Oscar Reyes, Margarita Chub Che.

Como parte de la lucha por la recuperación de la tierra en el Polochic se encuentra preso Manuel Xuc Cucul, quien fue sentenciado a 15 años de prisión, acusado falsamente por personal de la empresa Chabil Utzaj de robarse un arsenal de armas de fuego. Pero la captura de Manuel la hicieron guardias de seguridad de Chabil Utzaj quienes se habían vestido de militares para llevar a cabo el desalojo violento de la finca Bella Flor el 17 de marzo de 2011.

A pesar de que Rosa Rax Choc ya cuenta con un pedazo de tierra para cultivar y vivir en la comunidad Aj Ralch´och Cotoxha II, con lágrimas corriendo sobre sus mejías, recuerda todas las necesidades, amenazas y riesgos que sufrieron en la comunidad Miralvalle.

“Nos desalojaron en el 2011, fue en esa comunidad en donde mataron a Antonio Beb Ac. Me duele recordar a mis compañeros que murieron en la lucha por la Madre Tierra”, explicó, Rax.

Ernesto Coy, recuerda que durante un desalojo en la comunidad Bella Flor en el año 2009, su esposa y su hija recién nacida se fueron a esconder en la montaña. Allí permanecieron más de 10 días escondidos porque los policías les estaban disparando. “En ese desalojo resultaron heridos más de 10 compañeros”, relató Coy.

Las historias que cuentan las familias de la comunidad Aj Ralch`och son impactantes, cada una de ellas vivió los desalojos de diferente forma. Todos perdieron su casa y los pocos enseres que tenían. La imagen de las casas ardiendo en llamas, de los tractores destruyendo las viviendas y de cuadrilleros macheteando la milpa, difícilmente se olvidará, por eso es que afirman que “la tierra ya se pagó con sangre y humillaciones”.

Por: José Cubur y Edgar Cucul

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: