Palma africana: nuevos estándares y viejas trampas

La palma africana no es una realidad monolítica, cada empresa tiene sus propios métodos: desde las que rechazan todo contacto con las comunidades para resolver problemas de cohabitación, hasta las que desarrollan programas innovadores de responsabilidad social para granjearse apoyos locales y mejorar su imagen. Pero algunos asuntos que en general no cambian, como la resistencia de las empresas palmeras a pagar impuestos.

Sebastián Escalón. Plaza pública

Anuncios
Etiquetado , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: