Cuando los de abajo caminan, los de arriba tiemblan. Plaza pública

Ni el clamor de justicia por los asesinatos de Antonio, Margarita y Oscar, ni las medidas cautelares de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos para garantizar la vida e integridad en las comunidades, ni la denuncia pública de la crudeza de los hechos y la indiferencia del Estado, ni la resistencia campesina, han sido capaces de transformar un ápice la situación.  Esta es una fincona que se respeta.  Y a la usanza feudal, aquí los dueños tienen la última palabra.

Articulo periodístico. Plaza pública por Mónica Mazariegos.

Anuncios
Etiquetado ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: